El poder del bosque, Shinrinyoku (森林浴)

Publicado en: Cultura & Sociedad | 5

En Japón siempre hemos intentado vivir en armonía y conectados con la naturaleza.

Somos un país que amamos a la naturaleza y una buena muestra de ello es que nuestra religión nacional, el sintoísmo, tiene una fuerte conexión con la madre tierra, en la qué hemos podido encontrar y venerar a nuestros dioses.

Por otro lado, dado a los ‘frecuentes’ desastres naturales que sufrimos en Japón (fuertes terremotos, tsunami, tifones, inundaciones, erupciones volcánicas,…) también la respetamos y tememos.

La naturaleza es parte de nuestra vida y me atrevo a decir que juega un papel muy importante dentro de nuestra cultura.

Si somos capaces de tener una visión general del archipiélago japonés más allá de las grandes metrópolis como Tokyo, Osaka, Nagoya,… descubriremos que dos terceras partes del país está cubierto de bosque. Japón es uno de los países con una mayor proporción de bosques del mundo y con una gran diversidad de árboles, solo superado por países como Finlandia y Suecia. Por todo ello, no me sorprende que el concepto de ‘Shinrinyoku’ del que voy a hablar continuación, se haya desarrollado en Japón.

El pasado mes de abril, tuve la suerte de poder hacer de interprete del Dr. Qing Li autor del libro ‘El poder del bosque – Shinrin-Yoku’, con motivo de la publicación de su libro en España de la mano de Roca Editorial.

El Dr. Li, es médico de la Universidad de Medicina Japonesa (Nippon Medical School) y desde el inicio ha sido uno de los precursores e investigadores del concepto de shinrinyoku en mi país.

En el artículo de hoy me gustaría poder compartir con vosotros todo lo que aprendí durante esos días que estuve trabajando con el doctor en sus entrevistas y con su libro.

 

¿Qué es el Shinrinyoku?

Primero  de todo vamos a analizar los kanji que forman la palabra shinrinyoku en japonés, para poder entender a que hace referencia este concepto:

森林 → bosque

浴 → baño

Así pues, de forma literal podríamos traducir este vocablo como ‘baño de bosque’.

Y seguramente os preguntaréis, ¿y que és un baño de bosque?

Pasear, sumergirse en su ambiente y absorberlo a través de los sentidos. Simplemente estar presentes en la naturaleza y conectar con ella. Andar lentamente por el bosque, observando, oyendo, oliendo, saboreando, tocando y sintiendo.

¿Bonito, no? Personalmente considero la palabra shinrinyoku como una de las más bonitas del idioma japonés.

 

¿Cómo nació el Shinrinyoku?

Que el contacto con la naturaleza nos hace sentir bien no es ningún secreto. Que el olor de los árboles, el canto de los pájaros, el sonido de un riachuelo o ver los rayos de sol filtrándose entre las ramas de los bosques nos aporta bienestar es incuestionable y venimos disfrutando de ello desde hace cientos de años. Por lo que la práctica del shinrinyoku no es ninguna novedad de hace pocos años.

Aunque sí que hay que tener en cuenta que el concepto como tal y los posteriores estudios que se han realizado para poder demostrar objetivamente los beneficios que aporta esta práctica sí son bastante más recientes.

Actualmente practicar el shinrinyoku está bastante de moda en mi país (con 72 puntos especialmente habilitados para ello) y entre 2 millones y medio y cinco millones de personas realizan alguna ‘sesión’ de baño de bosque por lo menos una vez al año. Poco a poco está práctica también se está empezando a introducir y hacerse conocida en Europa.

En el Japón de los años 80 se empezó a hablar de un nuevo tipo de estrés que achacaba a los trabajadores japoneses por un excesivo uso continuado de los ordenadores, llamado ‘tecno estrés’ que junto con jornadas laborales interminables (que en algunos casos llegan a causar karoshi – muerte por exceso de trabajo), y una vida cada vez más ajetreada y últimamente conectada (el móvil, la Tablet, el televisor, etc) pueden acabar desencadenando en patologías como estrés crónico, ansiedad, enfermedades varias e incluso depresión.

Con este panorama, el gobierno japonés se propuso intentar buscar una solución a todo ello. Así fue como el año 1982 se creó un programa de salud nacional que promovía que la gente tomase ‘baños de bosque’ para relajarse, olvidarse de las preocupaciones y del estrés diario.

Estos fueron los primeros pasos del programa shinrinyoku, pero en ese momento se cacería de datos científicos que demostrasen que practicar ‘baños de bosque’ tiene beneficios para la salud, más allá de nuestra percepción o intuición.

El año 2004, un equipo de trabajo formado por varios miembros entre los cuáles figuraba el Dr. Qing Li, liderados por varias organizaciones académicas y gubernamentales japonesas se propusieron realizar un estudio que demostrase el vínculo científico entre los bosques y la salud humana.

Gracias a este estudio, por primera vez se pudo demostrar de forma científica que un baño de bosque puede:

  • Rebajar el nivel de cortisol y adrenalina, hormonas del estrés
  • Anular el sistema simpático de ‘enfrentamiento y huida’
  • Potenciar el sistema parasimpático de ‘reposo y recuperación’
  • Reducir la tensión arterial y la variabilidad de la frecuencia cardíaca

Hoy en día, se disponen de varios estudios que explican y demuestran los principales beneficios que tiene esta saludable práctica, que vamos a ver a continuación.

 

Beneficios de practicar el shinrinyoku

El shinrinyoku se plantea como un sistema de prevención de enfermedades gracias a los efectos beneficiosos que tiene y que nos ayudan a mejorar nuestra salud. Los efectos que se han podido demostrar científicamente son:

  • Reduce la tensión arterial
  • Reduce el estrés
  • Mejora la salud cardiovascular y metabólica
  • Reduce el nivel de azúcar en sangre
  • Mejora la concentración y la memoria
  • Combate la depresión
  • Mejora el umbral de dolor
  • Recarga energía
  • Potencia el sistema inmunitario al aumentar el recuento de células Natural Killer
  • Aumenta la producción de proteínas anticancerígenas
  • Ayuda a perder peso

 Se ha demostrado también que estos beneficios son consecuencia en buena parte de la bacteria inocua M.vaccae y de la concentración de fitoncidas, presentes ambas en el aire de los bosques.

Las fitoncidas son sustancias químicas que segregan las plantas (aceites naturales) que funcionan como sistema de defensa contra bacterias, insectos y hongos.

 

La práctica del Shinrinyoku

El Dr. Li explica en su libro que sincronizar nuestro ritmo con el de la naturaleza y estar en armonía con el mundo natural nos ayuda a mejorar nuestra salud. Así pues, ¿cuál es la forma adecuada de practicar el ‘baño de bosque’?

Estas son las claves principales según el Doctor:

 

  • Escoge un día con condiciones meteorológicas favorables

Cualquier momento y estación del año es adecuado para practicar shinrinyoku, siempre y cuando llevemos la ropa y calzados adecuados.

Sin embargo, hay dos aspectos importantes a tener en cuenta:

1- Cuando hace calor, es el momento en que el aire de los bosques tiene mayor concentración de fitoncidas, que como hemos visto hace un momento son una de las principales ‘culpables’ de los beneficios del bosque para la salud.

2- Después de llover es también un momento ideal para practicar el ‘baño de bosque’. Durante las épocas de sequía los aceites de las plantas se acumulan en el tierra y las piedras, cuando llueve el agua los libera creando unos aromas muy beneficios y agradables.

 

  • Escoge un bosque que sea adecuado para practicar el shinrinyoku

En Japón, algunos de los aspectos que se tienen en cuenta para certificar si un bosque tiene poderes curativos o no pueden ser la temperatura del aire, la humedad, la luminosidad, el calor radiante, la corriente de aire, los sonidos, los compuestos orgánicos volátiles, etc. Para asegurarnos que el bosque puede gratificarnos todos los sentidos.

Es importante que sea un bosque grande, en el que poder ‘perderse’, con una buena densidad de árboles grandes y ‘viejos’.

 

  • Ten una actitud adecuada para realizar el shinrinyoku

Lo primero de todo que tenemos que hacer es confirmar la seguridad del bosque. Aquí no sé si es tan habitual, pero en Japón en algunos bosques a partir de las 16h suelen aparecer osos…

El resto de los aspectos a tener en cuenta son de sentido común: respetar, progeter y amar la naturaleza, así como recoger y llevarte la basura que emites.

 

  • Claves para practicar de forma óptima el shinronyoku

1- Antes de ir al bosque es importante tener un buen plan (cuantos kilómetros andaremos, que ruta tomaremos etc), conforme a nuestra condición física. Hay que tener en cuenta que no vamos a hacer ninguna carrera y que lo más importante del día NO será la distancia recorrida al final, por lo que será muy importante no cansarnos. Si nos cansamos no tendremos un buen efecto de nuestro ‘baño de bosque’.

2- Hay que andar despacio. 5 km en 4 horas para 1 día de excursión, o 2’5km en 2h para medio día de excursión son buenos datos de referencia. Descansa cuando lo necesites y bebe cuando tengas sed. Encuentra un buen paisaje, acomódate, respira hondo y mantente presente y consciente en el momento.

3- Usa los cinco sentidos:

Vista → Observa el verde de los árboles y la luz del sol filtrándose entre las ramas

Oído → Escucha el canto de los pájaros, el sonido de un riachuelo o de la brisa del viento

Olfato → Olfatea el olor del bosque, de las fitoncidas y de los aceites de los árboles

Gusto → Saborea el aire fresco respirando profundamente

Tacto → Toca un árbol, la hierba, una piedra y siente el bosque en tus manos. Anda descalzo (por un lugar seguro).

4- Durante nuestro ‘baño forestal’ es importante olvidarnos de las nuevas tecnologías, así que vamos a apagar todos los aparatos electrónicos que llevemos encima: teléfono móvil, Tablet e incluso la cámara de fotos. El objetivo del shinrinyoku es concentrarse y beneficiarse de los efectos curativos del bosque, todo el resto puede esperar.

 

Alternativas para beneficiarse de los efectos del  shinrinyoku cuando no podemos ir al bosque

Beneficiarnos de los efectos de un ‘baño de bosque’ en el bosque es sin duda la mejor opción. Pero puede ser que la mayoría de nosotros no tengamos un bosque cerca de nuestra casa o que nuestro día a día no nos permita acceder a él de forma rápida.

Para poder beneficiarnos de los efectos del shinrinyoku cada día, podemos aprovechar cualquier parque urbano que tengamos cerca de nuestra casa o trabajo y caminar allí unas dos horas, sentarnos en un lugar agradable, escuchar a los pájaros, etc.

Si tampoco puedes acceder a un parque, entonces tendrás que llevarte el bosque a casa, puedes hacerlo de la siguientes formas:

  • Disfruta del aroma de los árboles gracias a un difusor de aceites esenciales
  • Pon plantas y flores en tu casa. No solo disfrutarás de su agradable aroma, purificarán el aire y embellecerán tu entorno
  • Puedes ponerte música con los sonidos del bosque (el canto de los pájaros, la corriente de un arroyo, etc.)
  • Coloca una foto de un bosque que te guste, te ayudará a tranquilizar la vista y a relajarte

Me he extendido más de lo habitual con este artículo, pero la verdad es que después de profundizar mis conocimientos sobre esta saludable práctica japonesa me ha parecido importante transmitiros los beneficios de la misma. Espero que si habéis leído hasta aquí el post haya parecido interesante y que a partir de ahora os animéis a practicar el shinrinyoku!

 

 

Ficha técnica del libro:

  • Título: El poder del bosque. Shinrin-Yoku
  • Autor: Qing Li
  • ISBN: 9788417305062
  • Colección: No ficción
  • Páginas: 312
  • Formato: Tapa blanda con solapa
  • Fecha de publicación: 26-04-2018

 

Takeshi Hirano
Siguiendo Takeshi Hirano:

Takeshi es el precursor y profesor de japonés de Espai Wabi-Sabi. Su vocación es enseñar el idioma y lleva más de 8 años difundiendo sus conocimientos.

5 Comentarios

  1. Silvia
    | Responder

    Buenas,
    En el Moianés podemos disfrutar de un pequeño bosque de robles viejos que nos aportan muchissima paz.

    • Takeshi Hirano
      Takeshi Hirano
      | Responder

      Hola Silvia!
      Que bien! Tendré que venir por aquí a hacer Shinrinyoku!

  2. Japon Secreto
    | Responder

    Excelente artículo, Takeshi

    Había oido hablar del término pero con tu artículo me ha quedado muy claro.

    Un saludo

    • Takeshi Hirano
      Takeshi Hirano
      | Responder

      Hola, muchas gracias!
      Me alegro de que el artículo te haya gustado y te haya ayudado a conocer mejor el Shinrinyoku.
      Un saludo!

  3. Paola
    | Responder

    oh que lindo! , visite el bosque Podocarpus en la provincia de Loja Ecuador

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.